Reglamento para los Miembros Protectores y Colaboradores

de la

Academia Dominicana de la Historia

 

 

DE LOS PROTECTORES

Art. 1.- Los Miembros Protectores previstos en el Art. 3º del Estatuto de la Academia Dominicana de la Historia bajo el Decreto No. 42-14, están sujetos a las regulaciones que a continuación se señalan:

Art. 2.- La Junta Directiva, en una reunión ordinaria o extraordinaria, recibirá de cualesquiera de sus Académicos de Número o Correspondiente, una o más propuestas para la elección de Protectores. En la propuesta se indicarán los méritos y demás condiciones que el o los proponentes consideren que merecen la designación.

Art. 3.- La Junta Directiva, por voto mayoritario de su matrícula, elegirá a su discreción, a los Protectores. Una vez electos, se enviará una comunicación formal a los seleccionados y se les invitará a un acto especial para entregarles los diplomas donde consten tales nombramientos y a la develización de una tarja en la que se hará constar el apoyo dado a la Academia.

Art. 4.- Los Protectores podrán ser personas físicas o morales, nacionales o extranjeras, como lo permiten los Art. 3 del Decreto 42-14. Serán aquellas que la Academia distinga por el sostén, ayuda y apoyo económico, patrocinio de actividades de la institución y de conocimiento y divulgación de la Historia, así como por la donación de libros, documentos y reliquias históricas que nutran sus colecciones.

Art. 5.- No habrá límites en la cantidad de Protectores. En caso de que sean personas morales, sus representaciones recaerán sobre quienes las mismas indiquen, que deberán ser siempre uno de sus principales directivos.

Art. 6.- Los Protectores recibirán invitaciones especiales para asistir a los actos solemnes de la Academia, en especial a la toma de posesión de toda nueva Junta Directiva, a los actos de ingreso de nuevos académicos de número y a cualesquiera otros de relevancia en los que ocuparán lugares destacados. La Junta Directiva los podrá invitar a cualesquiera otros eventos, actos o reuniones y podrá igualmente pedirles sus opiniones o asesorías en cualesquiera asuntos, escuchando las mismas, pero sin que tengan derecho a voto.

Art.7.- Los aportes de cualquier tipo que hicieran los Protectores a la Academia, serán reconocidos formalmente en la manera que la Junta Directiva disponga.

Art. 8.- Los aportes que los Protectores hicieran a la Academia tendrán el destino que se acuerde con ellos. Dichos aportes podrán ser de fondos en dinero, libros, obras de arte, documentos antiguos y cualesquiera otros tipos de contribución que acrecienten el patrimonio material o cultural de la institución.

 

DE LOS COLABORADORES

Art. 9. Los Colaboradores, previstos en el Art. 3º del Decreto No. 42-14, serán seleccionados en la misma forma que los Protectores, según lo establecen el Art. 3 del presente Reglamento.

Art.10. Los Colaboradores, nacionales o extranjeros, serán aquellas personas, físicas o morales, interesadas en el estudio y difusión de la historia dominicana y en integrarse a las labores de la Academia, sea en colaboración con investigaciones, asistencia a cursos, seminarios, conferencias, asesorías, cooperaciones desinteresadas en la organización de actividades o cualesquier otras formas de servicios.

Art. 11. Los Colaboradores serán invitados a las sesiones solemnes públicas que celebre la Academia. Igualmente podrán ser invitados a reuniones de la Junta Directiva en las que se les podrá solicitar cualquier ayuda o asesoría, pero sin derecho a voto. Podrán someter trabajos o investigaciones de índole histórica, que la Academia podrá publicar en la revista Clío, según el Reglamento de la misma, o en otras colecciones y ediciones.

Art. 12.- No habrá límite en la cantidad de Colaboradores. Por causas atendibles la Junta Directiva podrá retirar esa distinción.

 

DISPOSICIONES GENERALES

Art. 13.- Los Protectores y Colaboradores no asumen otros compromisos, ni tendrán otros derechos que los que les otorga el presente Reglamento. No serán representantes ni apoderados de la Academia Dominicana de la Historia y por lo tanto no la comprometerán ni en lo material ni en lo intelectual por sus declaraciones, acciones, trabajos o investigaciones. Podrán señalar sus calidades en tarjetas de presentación o membretes, sin mayores adiciones.

Art. 14.- La Junta Directiva designará a un académico para que actúe como enlace entre la Academia y sus Protectores y Colaboradores.

Art. 15.- El presente Reglamento se rige, en lo no previsto en el mismo, por las disposiciones del Decreto No. 42-14. 

Dictado por la Junta Directiva de la Academia Dominicana de la Historia en Santo Domingo, Distrito Nacional, República Dominicana.

Fuente: Normativa, Santo Domingo, 2014   

Volver Atrás